Castuera (Badajoz, Extremadura) contará con un área de servicio y pernocta para autocaravanas

Castuera, Badajoz, en plena Dehesa Extremeña, tendrá próximamente un área de servicio y pernocta para autocaravanas. Esta infraestructura que va a permitir proporcionar a este tipo de turismo el avituallamiento y preparación de su vehículo, al igual que la posibilidad de pernocta en la localidad.

 

 

 

Nueva área de autocaravanas con capacidad para doce

Las obras, que se están realizando en la manzana formada por las calles Ramón Carande, Federico García Lorca y Ronda de Castuera, cuentan con un presupuesto de 78.247, 68 euros, financiados por el programa de Empleo Estable de AEPSA, y se están ejecutando con los requisitos exigidos para poder formar parte de la Red de Autocaravanas Europea, con lo que al finalizar las obras se espera que se incremente este tipo de turismo en la localidad.

Este nuevo área de servicio, contará con una superficie construida de 1.013 metros cuadrados distribuidos en dos zonas: un muelle destinado al desagüe de las aguas grises y negras, así como a la limpieza y suministro de agua potable; y una zona de estacionamiento y pernocta con capacidad para doce autocaravanas y una plaza de espera. También se dotar

 

Castuera: Comarca de la Serena

Castuera, con más de 6 mil habitantes, es la localidad más poblada de la Comarca de la Serena.

Restos prehistóricos y romanos atestiguan la presencia de moradores en este lugar desde los tiempos más remotos. Los antecedentes más directos de la población actual se encuentran en la etapa de la Reconquista, conectándose con el asentamiento establecido por Fernando III en el paraje llamado Valle Hermoso, como base para la ocupación del castillo de Benquerencia de la Serena.

Según la tradición, el nombre inicial de este núcleo, a partir del cual se consolidó la población presente, fue el de Castuera. Otras versiones han defendido, en estimación menos documentada, las conexiones del topónimo con un supuesto enclave romano de tradición túrdula llamado Castrum Erat.

Durante la etapa medieval, el lugar perteneció a la Orden de Alcántara bajo la jurisdicción de Magacela; aunque curiosamente sin detentar, no obstante, su considerable entidad y su estratégica situación, la categoría de Encomienda que si ostentaban enclaves más reducidos, como Galizuela.

En 1.632 obtuvo autonomía como Villa exenta. En su escudo heráldico histórico campea la siguiente leyenda: “La muerte menos temida da más vida”.

La localidad se encuentra dentro de la ruta conocida como el “Camino Mozárabe de Santiago y muy próxima a los embalses de Orellana y La Serena.

 

El Camino Mozárabe de Santiago y su paso por Castuera

El Camino Mozárabe de Santiago, se remontan a las peregrinaciones que realizaron los cristianos que habitaban en los reinos árabes hasta unos años después de la batalla de las Navas de Tolosa (1212), en que se desplazaron en su mayoría hacia los reinos de Castilla y Aragón.

Tramo de Granada a Mérida (613 km): Arranca en Granada y transcurre por Maracena, Atarfe, Pinos Puente, Los Olivares, Moclín, Alcala la Real y Alcaudete (Jaén); en la provincia de Córdoba: Baena, Castro del Río, Córdoba, Cerro Muriano, Villaharta, Alcaracejos, Villanueva del Duque, Fuente la Lancha, Hinojosa del Duque; en la provincia de Badajoz: Monterrubio de la Serena, Castuera, Campanario, Magacela, La Haba, Don Benito, Medellín, Santa Amalia, Torrefresneda, San Pedro de Mérida, Trujillanos y Mérida, donde se une a la Vía de la Plata.

Toda la info en: www.caminomozarabedesantiago.es

 

Embalse de Orellana y Sierra de la Pela

El entorno del embalse constituye una zona húmeda que pertenece por derecho propio a la lista de humedales de importancia internacional. La Sierra de Pela, los humedales y las extensiones de vegas y llanuras que forman parte del paisaje dan lugar a uno de los enclaves de mayor biodiversidad de Extremadura.

Aguas del embalse de Orellana cerca de Orellana la Vieja

 

Incluido enteramente dentro del espacio protegido, es la única zona húmeda de Extremadura que pertenece a lista de humedales de importancia internacional establecidos en el Convenio de Ramsar.

El Embalse de Orellana es el más grande de los situados en el tramo medio del Río Guadiana, estando regulado más arriba por los de García de Sola y Cíjara.

Es en la práctica un mar interior en el que se practican numerosos deportes náuticos y actividades relacionadas con el agua.

Además, la playa del embalse de Orellana es reconocida durante años con la Bandera Azul, como símbolo de la calidad de sus aguas y sus instalaciones.

Playa de Orellana

 

La Sierra de Pela es una inmensa sierra-isla en medio de un paisaje muy variado de vega y llanura, en que se alternan los cultivos de regadío, campos de cereal, pastizales, dehesas y matorrales, siendo uno de los enclaves que acapara mayor biodiversidad de Extremadura.

La flora está representada por encinares, normalmente transformado en dehesa en zonas llanas, aunque también podemos encontarlos, pero más escasos, en las umbrías y en las zonas altas e inaccesibles de las sierras.

En cuanto a la fauna, son las aves, el grupo que mayor relevancia presentan. En las sierras predominan: el Águila real, Águila perdicera, Águila pescadora, Buitre leonado, Alimoche, Avión roquero, Roquero solitario, Cernicalo Primilla, etc... En las laderas ocupadas por dehesas que se adentran hasta la orilla del Embalse se pueden observar el Críalo, Urraca, Tórtola común y Rabilargo, entre otros.

Además, el embalse de Orellana forma parte del conjunto de embalses situados al Este de Extremadura. Formando una cadena de embalses y pantanos junto al Embalse de la Serena, el Pantano del Zújar, el embalse de García Sola, y la Reserva Natural del Cíjara, conocidos como los Grandes Embalses.

 

Ruta de los Grandes Embalses

Esta ruta lleva al viajero a través de las comarcas de La Siberia y la Serena, en la zona Este de Extremadura. Unas comarcas en las que el agua es uno de los principales protagonistas. Cinco grandes embalses han convertido la zona en un paraíso para las aves y para los amantes de los deportes acuáticos.

Vamos a comenzar nuestro recorrido en Navalvillar de Pela, junto a la N-430. Navalvillar está situada junto a la Sierra de Pela, de la que recibe su nombre y sus habitantes son 'peleños'. En esta localidad se celebra la víspera de San Antón la Encamisá o Carrera de San Antón, declarada Fiesta de Interés Turístico en Extremadura.

El espacio natural formado por la Sierra de Pela y el Embalse de Orellana, como hemos visto, contiene una gran biodiversidad, por la combinación de humedales, sierras, llanos y zonas de cultivo.

Desde Navalvillar de Pela nos dirigimos a la población de Orellana la Vieja por la EX-115. Orellana se encuenta a orillas del gran Embalse de Orellana, que almacena las aguas del río Guadiana.

Seguimos hacia el sur por la EX-115 para pasar sobre la presa del pantano de Orellana. Justo al pasar la presa encontramos otra de las zonas de baño del embalse.

Continuamos por el tramo de la BA-634 en dirección a nuestro siguiente destino: la presa del Embalse del Zújar.

El Embalse del Zújar es más antiguo que el de La Serena y está situado aguas abajo con respecto a este último.

Presa del Embalse del Zújar

 

Seguimos por la BA-634 hasta que enlaza con la EX-103, y tomamos esta última en dirección a Esparragosa de Lares y Puebla de Alcocer.

Unos 3-4 kilómetros más allá encontraremos la presa de uno de los mayores embalses de Europa: el Embalse de La Serena, sobre el río Zújar. La magnitud de esta obra de ingeniería es sólo comparable a la belleza de los paisajes que rodean el embalse.

Aguas del Embalse de La Serena desde el castillo

 

Por la EX-103 llegamos a la localidad de Puebla de Alcocer,  singular por su situación en la ladera de la sierra y por su impresionante castillo. El interior del castillo de Puebla de Alcocer se puede visitar y las vistas desde las murallas o desde lo alto de la torre del homenaje son impresionantes (si no sufres de vértigo, claro)

Castillo de Puebla de Alcocer

 

Muy cerca de Puebla de Alcocer se encuentra la localidad de Esparragosa de Lares, que el pasado estuvo bajo las órdenes del Temple y de Alcántara.

Estas dos poblaciones se sitúan  en un enclave natural muy particular pues en otoño llegan las primeras aves migratorias a la zona: grullas, cigüeñas negras, avutardas o aguiluchos sobrevuelan el este de Extremadura, siendo éste uno de los lugares más propicios para observarlas.

Vale la pena tomar la EX-322 desde Puebla de Alcocer en dirección a Cabeza del Buey, para ver un lugar que sorprende por su rareza: el Cerro Masatrigo. Se trata de un cerro de forma cónica casi perfecta, que está situado en mitad de las aguas del embalse formando una especie de isla. La carretera lo rodea por ambos lados, formando un anillo a su alrededor.

Aguas del Embalse de La Serena con el Cerro Masatrigo al fondo

 

Aprovechamos para rodear el anillo y volvemos hacia Puebla de Alcocer, donde tomaremos la EX-103 hacia la derecha en dirección a Talarrubias, un precioso pueblo en el que podemos visitar por ejemplo la Iglesia de Santa Catalina de Alejandría.

Vista del cerro desde Google Maps

 

Poco después de pasar Talarrubias sale a la izquierda un desvío por la BAV-6347 que nos lleva a la presa del embalse de Puerto Peña. Sin embargo es más cómodo seguir por la EX-103 hasta llegar a la N-430, y tomar ésta en dirección a Mérida-Badajoz. Una vez pasamos el viaducto aparecerá a la derecha la salida hacia Valdecaballeros y el Embalse de García Sola.

Embalse de Puerto Peña. Embarcadero y zona de baño

 

Cerca de la presa del Embalse de García Sola (también conocido como Embalse de Puerto Peña)  encontramos una zona acondicionada para baño en verano y para embarcaciones de pesca y recreo. Hay un aparcamiento a la derecha de la carretera y un bar-restaurante junto al agua abierto todo el año.

Nuestro siguiente destino serán las  playas de Peloche situadas aguas arriba, al noreste, a pocos kilómetros de Herrera del Duque. Seguimos por la carretera que bordea el embalse (BAV-7114) desde la presa de Puerto Peña hasta la localidad de Peloche. Hay una playa de cemento y otra de arena lavada, con merendero y chiringuito en verano. Además es una zona perfecta para la pesca.

Playas de Peloche

 

En  Herrera del Duque podemos  visitar el castillo, situado en la sierra Chamorro. Y dentro del pueblo, la Iglesia de San Juan Bautista o tomar algo en la zona de la Plaza de España.

Desde Herrera del Duque tomamos la N-502 hasta Castilblanco, localidad famosa por su queso se cabra. En los alrededores de Castilblanco podemos visitar un castro prerromano (Castro del Cerro de la Barca) o el yacimiento prerromano de El Jardal.

Continuamos por la N-502 hacia el norte, hasta llegar a la presa del embalse del Embalse del Cíjara.

Deportes náuticos en el embalse del Cíjara

 

El embalse del Cíjara es otro de los destinos preferidos por pescadores de toda España.  El embalse también es perfecto para la práctica de deportes náuticos.

Toda esta zona forma parte de la Reserva Natural del Cíjara, que se extiende por localidades como Helechosa de los Montes, Herrera del Duque, Fuenlabrada de Los Montes, Villarta de los Montes y Bohonal.

La ruta de los embalses ofrece al visitante la posibilidad de descubrir una de las zonas más impresionantes y poco conocidas de Extremadura. En cualquier época del año se puede disfrutar de la naturaleza en todas sus facetas. Son lugares ideales para los amantes de las aves y para practicar birdwatching. Un paraíso para practicar deportes naúticos, para la pesca, para el senderismo.. las posibilidades son prácticamente infinitas.

 

FURGOCASA

¿Te apetece alquilar una Camper? Consulta nuestras tarifas y condiciones.

ALICANTE - MADRID - MURCIA

Te esperamos!!