Suecia prueba la seguridad de las Autocaravanas con este resultado

Desde Suecia nos llega este crash test de autocaravana realizado por la Administración de Transportes del país y a juzgar por la secuencia y por los datos que aportan desde este organismo, el resultado no es muy alentador. Las imágenes demuestran las dificultades para absorber la energía de un impacto a relativa baja velocidad por la estructura de dichos vehículos.

 

 

La conclusión es que los fabricantes deberían trabajar más en la seguridad de estos vehículos.

Tal y como se puede observar en el vídeo, se puso a prueba dos configuraciones, una integrada, en la que el puesto de conducción y la zona 'habitable' están construidas como unidad, y una semi-integrada, en la que la parte delantera es de una camioneta, en gran parte similar a las comerciales, y en la caja se ha instalado una especie de pequeño contenedor con el equipamiento habitual.

Los test se produjeron a una velocidad de 64 km/h y los resultados fueron catastróficos, con ambos modelos sufriendo grandes deformaciones y desplazamientos de las cajas traseras, así como una gran penetración por parte del objeto contra el que se producía la colisión. Como era de esperar, la que conserva la cabina del vehículo de producción resiste mejor el impacto, al menos, visualmente, aunque también sufre el colapso del Pilar A y una deformación del techo.

La conclusión es que las pruebas muestran importantes deficiencias en seguridad, sobre todo en caso de un impacto frontal, donde según este organismo hay “riesgo de muerte muy elevado”

Según los responsables escandinavos, la decisión por la que se ha optado a llevar a cabo este tipo de crash-test es precisamente a la proliferación de estas autocaravanas durante los últimos años. En Suecia, desde 2014, se apunta a que sus ventas han aumentado en un 50%, por lo que de ser unas cifras casi residuales hemos pasado a tener un numero a tener en cuenta. En este último lustro, fallecieron hasta seis personas en accidentes relacionados con estos vehículos, cuatro de ellas en 2018, por lo que se ha buscado evaluar cómo se puede mejorar la seguridad a bordo.

Según estos datos, el tipo de accidente mortal más frecuente es el choque frontal y precisamente en este caso las caravanas no son precisamente seguras, dado que el habitáculo se deforma en exceso y causa un daño importante en el interior.

Una de las causas es que las autocaravanas tienen una zona de deformación relativamente corta en relación con su peso y por eso el conductor está expuesto a un alto riesgo. A esto se añade la cantidad de accesorios interiores que se reparten por el habitáculo y que se desprenden en caso de impacto. En este sentido, la caravana semi integrada proporciona una protección sensiblemente mejor pero aún está lejos de la que ofrece un turismo medio actual.

Según este organismo su crash test frontal es el mismo que hace Euro NCAP que realiza la prueba a una velocidad de impacto frontal a 64 km/h contra una barrera que simula un vehículo del mismo peso. En este caso las autocaravanas van sin carga extra y a una velocidad superior, a 90 km/h contra un turismo medio, una situación que lamentablemente es bastante habitual en las carreteras.

 

Desde FURGOCASA, aprovechando la noticia, una vez más, pedimos máxima prudencia en la carretera, se esté al volante de una autocaravana o de lo que sea.

En particular, los viajes en Campervan son para disfrutar del paisaje, de la carretera, de la compañía y no para ir con prisas ni conduciendo imprudentemente.

No te la juegues!!

 

FURGOCASA

¿Te apetece alquilar una Camper? Consulta nuestras tarifas y condiciones.

ALICANTE - MADRID - MURCIA

Te esperamos!!