Ruta en autocaravana Campervan por la Murcia musulmana: historia árabe y morisca de la Región

La historia árabe y morisca de la región de Murcia tiene que ver hasta la propia fundación de la capital regional: Murcia. A pesar de sus origines inciertos, hay constancia de que la ciudad fue fundada en el año 825 por el emir de al-Andalus Abderramán II, probablemente sobre un asentamiento muy anterior. Fue capital de varios reinos de taifas de importancia creciente hasta incorporarse al Gobierno de Castilla. Esta historia nos ofrece un gran numero de monumentos, en este caso musulmanes, y lugares para visitar con nuestra autocaravana.

 

Imagen aérea del castillo de Monteagudo, la Fortaleza del Rey Lobo de Murcia

 

El pasado árabe de la Región de Murcia ha dejado una importante impronta cultural que bien merece la pena visitar con tu autocaravana Campervan de alquiler.

 

 

Orígenes prehistóricos y Romanos de los asentamientos de la Región

Las primeras evidencias humanas que prueban el asentamiento en esta zona del Valle del Rio Segura se asocian a la Cultura del Argar: cultura que tuvo su apogeo en la Edad del Bronce y que se ubico en el suroeste de la Península Ibérica con un avanzado concepto de urbanismo, además del dominio de la agricultura y la metalurgia del bronce. Estos asentamientos iniciales se concentraron en los rebordes montañosos.

Fueron ya los romanos los que comenzaron a bajar de los riscos y establecerse en asentamientos en el fondo del valle del rio. Poco a poco, a través del aprovechamiento hídrico del agua de la zona, fueron convirtiendo lo que entonces eran aguas encharcados en tierras de cultivo.

 

Precisamente, el origen de la ciudad de Murcia se asocia al establecimiento de estas villas romanas a la orilla del Rio Segura

 

Visigodos y conquista árabe de Murcia

Tras la caída del imperio Romano llegaron los visigodos. Fue precisamente la intención de destruir un importante núcleo población visigodo, conocido como Tudmir, lo que llevo a Abderramán II a fundar la ciudad de Murcia en el año 825 d.C., con el objetivo de sofocar las revueltas entre yemeníes y qaysíes que ensangrentaban las tierras de la Cora de Tudmir, en un intento de garantizar la supremacía de la autoridad del Emirato de Córdoba sobre los particularismos tribales.

 

La Ciudad de Murcia fue fundada por Abderramán II en el año 825 d.C.

 

El arrabal de la Ciudad de Murcia

 

Si bien, como decíamos, el aprovechamiento híbrido de la zona fue iniciado por los romanos, fueron los árabes en este periodo los que perfeccionaron y ampliaron ampliamente la compleja red a través de la construcción de acequias, brazales y regaderas.

 

El importante papel de Murcia en la historia andalusí

Como es lógico, a lo largo de este extenso periodo de la historia peninsular, la ciudad de Murcia sufrió varios cambios importantes, tanto en lo que respecta al propio desarrollo urbanístico de la zona como en lo referente a la posición que “el reino de Murcia” jugo en los reinos y taifas de la España musulmana.

Cabe destacar, especialmente, que durante el reinado del emir Ibn Mardanis (conocido por los cristianos como el Rey Lobo), que duro de 1147 hasta 1172) Murcia fue la capital, desde donde se regían un vasto territorio que comprendía desde Jaén y Baza hasta Valencia y Albarracín (Ibn Mardanis llegó a conquistar también Écija y Carmona).

 

Ibn Mardanish, el Rey Lobo de Murcia

 

En esta época Murcia vivió un momento de esplendor, convertida en un centro político y cultural comparable a las principales capitales islámicas del momento.

 

En este contexto de riqueza, Mardanis mandó construir tanto el palacio del Castillejo de Monteagudo como el palacio de Al Dar al Sugra en el arrabal de la Arrixaca (sobre el que se levantó a partir de 1228 el Alcázar Seguir).

También está datada en esta época la construcción de la muralla islámica que defendió la ciudad durante toda la Edad Media y parte de la Moderna sustituyendo a otra anterior del siglo IX,​ y que disponía de potentes muros, antemurallas y  torres.

En esta época nació en la ciudad el gran místico sufí, filósofo y poeta, Ibn Arabi, concretamente en 1165, el mismo año en el que comenzó el declinar del reino de Mardanis, al producirse sus primeras derrotas militares y el primer gran sitio de los almohades a la ciudad.

En 1172, con su reino conquistado y la ciudad duramente sitiada por los almohades, moría en Murcia el mítico Ibn Mardanis, el Rey Lobo. Su hijo Hilal, por consejo de su padre, pactó con los sitiadores convirtiéndose en el gobernador almohade de la ciudad.

El periodo de hegemonía musulmana sobre la Regióin de Murcia duro aun hasta el año 1244, cuando, mediante la firma del Tratado de Almizra, se ratificaría la soberanía castellana sobre Murcia.

Durante todos estos siglos de dominio árabe de la región, fueron muchas las importantes obras y cambios realizados en el entorno. A continuación destacamos los

 

Principales momentos de la historia árabe de Murcia para visitar con tu autocaravana campervan

 

Visitar el castillo de Monteagudo: el origen de la ciudad de Murcia

El Castillo de Monteagudo

 

El Castillo de Monteagudo es una fortificación que se encuentra situada a unos 5 kilómetros al noreste de la ciudad de Murcia (Región de Murcia, España) y a unos 18 kilómetros al suroeste de Orihuela, en la pedanía del mismo nombre.

El castillo está enclavado en un impresionante puntal rocoso que se eleva 149 m sobre el nivel del mar, por lo que domina toda la Huerta de Murcia, regada por el río Segura. Su estratégica situación y su singular disposición convierten a esta fortaleza en un hito fundamental de la depresión prelitoral murciana, situado en el borde septentrional de la Huerta.

El rey Ibn Mardanish (antes referido y conocido como el Rey Lobo) eligió esta zona para establecerse, gobernando desde 1147 hasta 1172, y construyendo una línea estratégica defensiva y militar formada por el Castillo de Monteagudo, el Castillejo y el Castillo de Larache. En las inmediaciones de dichos baluartes construyó albercas para el regadío, son los restos arqueológicos más relevantes del islam medieval de Murcia, que también se conocerán en San Cayetano.

 

Los restos más antiguos de Murcia como poblado están en Monteagudo.

 

En el Centro de Visitantes San Cayetano los visitantes podrán conocer los asentamientos de poblaron Monteagudo desde el periodo Calcolítico (Edad de Cobre, hace 4.400 años), la época Argárica (Edad del Bronce Medio, 1700-1200 A.C.), de la que se ha encontrado un ajuar funerario y tres cabañas –una de ellas se podrá contemplar en el Centro de Visitantes-. Además, también está presente la cultura Íbera (S. IV-I A.C.) con los restos encontrados y restos y una calzada Romana de principios del S.I. La última sala, está dedicada a la época musulmana y en especial a la de mayor esplendor durante el reinado del Rey Lobo.

Si bien Monteagudo destaca por su importancia, hay otros castillos árabes que bien merece la pena visitar en la región. Por ejemplo:

El Castillo de la Asomada: fortificación que se encuentra situada en un estratégico lugar, en la cima del conocido cabezo del Puerto (532 metros). ​ A sus pies se halla el puerto de La Cadena, paso de montaña que conecta el Campo de Cartagena con la Huerta de Murcia.

El Castillo de Larache se encuentra en plena zona norte de la Huerta de Murcia, entre las localidades de Cabezo de Torres y Monteagudo, a un kilómetro de distancia aproximadamente de la capital murciana. La fortaleza se sitúa sobre un pequeño cerro, de unos 100 m de diámetro, que le da una posición elevada sobre un territorio circundante eminentemente llano, por lo que ejerce un dominio visual en una gran extensión de campos hortícolas.

 

Recorrer la Muralla árabe de la ciudad de Murcia

El Itinerario Turístico de la Muralla Árabe de Murcia descubre los vestigios de la Murcia Medieval siguiendo el trazado de la antigua muralla a través de un recorrido de 3 kilómetros.

Restos de la muralla árabe de Murcia

 

El recorrido parte del Centro de Visitantes de la Muralla de Santa Eulalia, en el que se imparte una introducción sobre los orígenes de la ciudad de Murcia y donde puede contemplarse una exposición que servirá de hilo conductor del itinerario. A partir de ahí se inicia una ruta de un kilómetro de longitud en los restos de Muralla del edificio de Santa Eulalia, continuando por la calle Cánovas del Castillo, Plaza Apóstoles, Plaza de Cardenal Belluga, Catedral y Glorieta, finalizando este tramo en la Muralla de Verónicas.

Este es el tramo permanecen los restos visibles más importantes y numerosos, algunos de ellos visibles, sobre rasante de calle, pero la mayoría están ocultos o soterrados en sótanos de las edificaciones actuales, según detalló en rueda de prensa el concejal el concejal de Promoción Económica, Cultura y Programas Europeos, Jesús Pacheco.

La Muralla original es visible en algunos tramos y en otros se trazará sobre la superficie actual, recreando la antigua estructura defensiva de la ciudad que se construyó durante el reinado del Rey Lobo, en el siglo XII. A este eje principal se suman otros dos itinerarios. Uno de ellos conecta la calle del Pilar, Sagasta, Santa Teresa, y continuando en sentido Oeste-Este hasta la Plaza de Santa Eulalia.

La segunda ruta es trasversal e incluye espacios relacionados con la Murcia Medieval, como el Museo Salzillo, el Museo de la Ciudad, el yacimiento de San Esteban, la Avenida Alfonso X El Sabio o el Museo de Santa Clara.

En algunas zonas los restos de la muralla serán visibles y, en los que no, se trazará sobre la superficie recreando la antigua estructura defensiva construida durante el reinado del Rey Lobo (siglo XII), aunque en algunos tramos sus orígenes se remontan al siglo X. Cultura calcula que el periodo de ejecución de las obras será tres meses y está previsto que los trabajos comiencen este verano, obras que afectarán a un espacio de más de dos mil metros cuadrados a lo largo de un itinerario de tres kilómetros.

Los expertos explican que actualmente la cota de calle se encuentra a más de tres metros sobre la cota de suelo islámico. Además, a lo largo del itinerario propuesto se pueden descubrir varias de las puertas más importantes de la muralla árabe de Murcia: la Puerta de Santa Eulalia o Puerta de las siete Puertas, Puerta del Toro, Puerta del Sol, Puerta del Puente, Puerta de la Aduana y Puerta de Vidrieros.

Las primeras murallas de Murcia se levantaron sobre los siglos IX - X, fecha en la que se fundó la ciudad. Esta cerca primitiva, construida con tapial de tierra, fue sustituida en el siglo XII por una obra más sólida de tapial de hormigón. La nueva muralla estaba reforzada por torreones y por una segunda línea defensiva más baja, denominada 'revellín' o antemuro, frente a la cual corría el foso.

 

De ruta por “la Cieza Islamica”

Un recorrido por el floreciente pasado islámico Cieza, visitando dos de los lugares más emblemáticos de la cultura andalusí en la Región: la Medina y el Museo Siyâsa

Medina Siyâsa

 

Medina Siyâsa (s. XI-XIII) es uno de los emplazamientos más significativos del Islam Occidental, y referencia destacada para el conocimiento de la casa hispano-musulmana y de la vida cotidiana de Al-Ándalus. Su buen estado de conservación permite apreciar las estructuras originales del antiguo enclave islámico.

Por otra parte, en el Museo Siyâsa se puede admirar la reproducción a tamaño real de dos de las casas del yacimiento con su decoración original, así como una amplia colección de objetos hallados en las excavaciones arqueológicas. La calidad de los materiales encontrados, yeserías y arcos originales, convierten a este museo en uno de los más importantes de Europa de estas características.

 

 

La Ruta de las Norias

En Abarán y en ambas márgenes del río Segura, encontramos el principal conjunto de norias tradicionales de la Región de Murcia, que se siguen utilizando para el riego de pequeños huertos y árboles frutales. Estas norias se nutren de agua de dos acequias - Charrara y Principal- que toman el agua del Segura aguas arriba, en el paraje del Menjú.

La ruta peatonal que enlaza las norias, de algo más de un kilómetro, discurre por un paisaje fluvial y agrario de valor etnográfico en el Valle de Ricote.

Noria

 

Los árabes no fueron los inventores de las norias, pero sí sus grandes impulsores. Una noria es una máquina eficaz que, aprovechando una energía renovable como la hidráulica, eleva el agua de la acequia a un canal realizado a una cota superior para conseguir aumentar la superficie de tierras regables.

 

Ruta en campervan por el valle de Ricote: el “valle de los moriscos”

Foto de El Valle de Ricote

 

El valle de Ricote, también conocido como el valle Morisco, es una comarca histórica, situada al norte de la Región de Murcia. Mas concretamente en la cuenca media del Río Segura. Está integrada por los municipios de Archena, Ulea, Ricote, Ojós y Villanueva del Río Segura.

Está constituido por una gran variedad paisajística, permitiéndole ser fuente de diversas actividades deportivas al aire libre como: senderismo, BTT, escalada, rafting o rutas ecuestres.

 

Su origen histórico se sitúa a principios del siglo VIII, con la invasión musulmana.

 

El periodo musulmán de este Valle fue muy fructífero en el aspecto cultural, y militarmente fue el punto de partida de uno de los caudillos musulmanes más importantes del siglo XIII, Ibn Hud, el cual, y tras su sublevación en el castillo de Ricote, consiguió aglutinar bajo su mandato a buena parte del territorio musulmán español durante diez años.

En 1243, por el tratado de Alcaraz, este valle, al igual que el resto de la Taifa de Murcia, se incorporó a la Corona de Castilla.

Como dato curioso: fueron los moriscos ricoteños los últimos en salir de España en la Reconquista, ya que lograron, alegando su cristianismo, evitar el decreto de expulsión de 1609. Sin embargo, el interés económico que la oligarquía local tenía sobre sus bienes propició el que en 1613 se promulgase un nuevo decreto que directamente fue dirigido contra ellos y que ocasionó que a finales de ese año fueran embarcados en el puerto de Cartagena, primero con destino a Mallorca y posteriormente a Berbería.

 

El Valle de Ricote

 

Este valle resulta ideal para recorrerlo en ruta con tu autocaravana campervan de alquiler.

 

También os recomendamos una ruta andando por la zona: ruta por la senda de los moriscos. Esta ruta parte de la población de Ricote, un pequeño pueblo de algo más de mil habitantes, destinado principalmente a la agricultura, más concretamente a los limoneros y a las vides. La ruta sigue casi al completo la pr mu 8 que recorre algunos de los rincones y miradores más interesantes del valle. A esta ruta le hemos hecho un pequeño añadido por la sierra de Ricote para complementar la distancia. Una ruta bastante popular, sencilla y apta para realizar en familia.

 

FURGOCASA

¿Te apetece alquilar una autocarvana Campervan? 

Consulta nuestras tarifas y condiciones.

ALICANTE - MADRID - MURCIA

Te esperamos!!