fbpx

¿Cómo funciona mi camper de alquiler?

En los últimos años las Campervans de Gran Volumen han proliferado en gran medida y se han hecho un hueco importante dentro del sector de Caravaning.

Creemos que esto se debe a la optimización y mejora de determinados equipos, sobre todo electrónicos, que han permitido que estos vehículos, en espacios mucho mas reducidos, puedan ofrecer las mismas comodidades básicas que una autocaravana de mayor tamaño. Hablamos por ejemplo de la mayor capacidad en las baterías, menores consumos en la iluminación, luces led, sistemas de calefacción y aguas más eficientes.

Al principio, sobre todo si es tu primera vez con una autocaravana, puede que no conozcas como funcionan algunos de estos sistemas o que, haciendo uso de ellos, te surjan dudas acerca de su correcto uso, cuidado y mantenimiento.

No te preocupes!! Es muy fácil. Y para ayudarte hemos creado esta sección donde te explicamos al detalle como funcionan cada uno de los equipamientos que lleva instalada tu camper (omitimos el dispositivo multimedia o bluetooth de los vehículos, que son muchos y muy variados).

El panel de control: control del estado de baterías y aguas

Todas nuestras campers llevan un panel de control que sirve para:

  • Encender el automático de la electricidad.
  • Encender la bomba de aguas limpias.
  • Verificar el estado de carga de las baterías.
  • Verificar la cantidad restante de aguas limpias en el deposito.
  • Comprobar si el deposito de aguas sucias esta lleno (por encima del 75% de su capacidad).
  • Ocasionalmente, para encender la iluminación exterior del vehículo (accesorio que no todas nuestras campers tienen).
  • Ocasionalmente, encender un sistema alternativo de calefacción que utiliza las aguas negras (que hasta ahora nunca hemos tenido instalado en ninguna de nuestras campers; es menos habitual).

El funcionamiento es muy sencillo:

  • Con lo que respecta a niveles de baterías, de vivienda y vehículo, y aguas, solo hay que presionar el botón y la barra de stado indicara cual es el nivel.
  • En icono de aguas grises (parte superior a la derecha), único que no tiene botón de verificación, se enciende y parpadea cuando el agua grises supera el 75% del nivel; indicanos que es el momento de vaciar.
  • A la derecha del panel, se encuentran los botones de encendido de la electricidad y bomba de agua. Se activan igualmente con el dedo, indicando el piloto si estan encendidos o apagados.

Electricidad de “la vivienda”

Las camper llevan dos sistemas eléctricos, cuya carga se puede comprobar con el panel de control de forma independiente:

  • El del vehículo, que funciona dando servicio al motor y elementos del salpicadero, del mismo modo que en cualquier vehículo.
  • El del habitáculo o “vivienda”, que da servicio al resto de elementos de la camper: calefacción, iluminación, nevera (según modelo), bomba de agua, etc.

El sistema del habitáculo funciona con una o varias baterías que dan servicio eléctrico de 12v a la luz, nevera, boiler de calefacción y algunas entradas de USB y de cargador “de mechero” que llevan los vehículos.

La carga de las baterías se produce tanto cuando encendemos el motor del vehículo (viajando), como cuando enchufamos la camper, a través de un cable, a una red eléctrica de 220v. En este caso, algunos enchufes que antes no funcionaban en el vehículo pasan a dar servicio también a 220v.

 

 

Algunas de nuestras campers, dependiendo de la estimación de consumo eléctrico que vayan a hacer en relación al funcionamiento de sus elementos (algunas neveras, por ejemplo, funcionan a gas y requieren menos capacidad eléctrica), tienen doble batería o instalada una placa solar para aumentar su capacidad eléctrica. En todo caso, hayamos optado por placas o baterías extras, todas nuestras campers tienen capacidad suficiente y similar: no diríamos que una solución sea mejor que la otra. Todas funcionan igual de bien.

Si bien es cierto que, si se prevé estar varios días en un mismo lugar y ante el riesgo de que no haya suficiente luz para las placas solares o de que el consumo exceda la capacidad de carga, es recomendable enchufar el vehículo a una red de 220v. Esto se puede hacer en muchas áreas de autocaravanas o campings que ofrecen estos servicios de forma accesoria a la propia pernocta.

También es recomendable, en caso de que sean muchos los dispositivos que se pretendan cargar a 12v, utilizar los periodos de marcha, de viaje, con el motor encendido o cuando estemos enchufados a 220v, para cargar todo lo posible y, una vez parados funcionando a 12v generar el menor consumo de baterías.

FURGOCASA proporciona con todas sus campers los conectores y el alargador necesario para que pueda conectar tu vehículo a la red de 220v.

Gas propano: cocina, calefacción y agua caliente

Todas nuestras camper tienen un hueco en la parte posterior, al que se accede desde el maletero, donde se ubican las botellas de gas propano.

El gas propano da servicio, principalmente, a los fuegos de la cocina, a la calefacción y agua caliente y, en ocasiones, a las neveras (cuando estas son de gas y no eléctricas).

El Gas de nuestros vehículos es proporcionado por Furgocasa. Entregamos a los clientes las botellas con el gas para su viaje. Si por cualquier razón la botella se quedará sin gas, el cliente puede reponerla en cualquier gasolinera que encuentre en su viaje y Furgocasa se hará cargo del coste de la recarga.

Durante el viaje, las botellas deben estar cerradas, a fin de evitar riesgos mayores ante posibles accidentes. Una vez parados, antes de hacer uso de algún elemento que la requiera, se debe volver a abrir. Es especialmente importante en el caso de la calefacción y agua caliente, ya que, si encendemos éstos sin haber abierto previamente el gas, es posible que el sistema se bloquee tras varios intentos infructuosos de encendido. Tambien es importante en el caso de las neveras a gas, que igualmente se terminan por bloquear sin tras varios intentos de encendido no tienen el gas abierto..

Calefacción y agua caliente

El gas, como decíamos, permite que la autocaravana camper tenga calefacción y agua caliente. Existen también algunos modelos que toman como combustible el propio carburante del vehículo. Por norma general, ambas cosas se controlan desde el mismo panel de control.

Uno de los más habituales es el de la marca Truma.

El funcionamiento es muy sencillo. El panel consta de una pantalla y dos botones. El botón de la izquierda, rectangular, que sirve para volver hacia atrás. Y en central, redondo, es una ruleta, sobre el qué se puede hacer clic, que nos permite encender, seleccionar y movernos, haciéndolo girar, por el menú.

Presionando el botón central encendemos la pantalla y girándolo podemos movernos entre los elementos del menú. En este caso, nos importan principalmente tres:

  • El icono de una autocaravana con un termómetro: es el de la calefacción.

Seleccionado este icono, si hacemos clic en el botón central, accederemos a un “termostato” que nos permite, girando la propia rueda del botón, elegir la temperatura deseada. Una vez alcanzada, presionamos de nuevo el botón para fijar la temperatura.

Para apagarla, repetimos el proceso, pero fijando la temperatura deseada en 0 grados.

  • El icono de termómetro sobre el agua: es del agua caliente.

Situándonos sobre el icono y apretando el botón accedemos al menú de agua caliente que nos permite elegir entre OFF, ECO, HOT y BOOST. La diferencia entre los modos es que unos logran mayor temperatura del agua y la alcanzan de forma más rápida o más lenta.

Para apagarlo, accedemos de nuevo y elegimos OFF.

Cuando este encendido, aparece un icono arriba similar al propio del agua caliente que parpadea mientras se caliente el agua y que se queda en posición fija una vez se ha alcanzado la temperatura del agua programada.

  • El tercer icono similar aun ventilador: sirve para fijar el caudal del aire caliente de la calefacción.

Neveras

Todas nuestras campers están equipadas con neveras. Su capacidad y eficiencia depende del modelo de camper y del tipo de nevera (de qué energía se alimentan).

Podríamos decir que todas las neveras funcionan básicamente de tres formas:

  • A 220v: cuando la camper esta enchufada a la red eléctrica.
  • En el modo eléctrico en “marcha” que aprovecha la recarga que se produce con el motor del vehículo en marcha.
  • En el modo “estacionada”:
    • Puede funcionar a 12v haciendo uso de las baterías del vehículo.
    • Puede funcionar a gas, haciendo uso del gas propano.

Cuando una nevera es “eléctrica” ella misma alterna sola entre los modos de uso. Hay que tener en cuenta que estas neveras conllevan un mayor consumo eléctrico y que, en consecuencia, es más fácil que estando mucho tiempo sin cargar dejen al vehículo con poca carga de batería.

Cuando una nevera es “de gas”, también existe la posibilidad de que intente cambiar de modo de forma automática, pero en tal caso hay que tener en cuenta que, dado que es recomendable viajar con la botella de gas cerrada, cuando paremos tras una marcha debemos abrir la botella de gas antes de que intente cambiar de modo (suelen tardar unos 5 minutos en hacerlo). En caso contrario, tras varios intentos se bloqueará y deberemos resetearla; lo cual se hace muy fácilmente manteniendo pulsado el botón de advertencia.

Depósito de aguas limpias

Las autocaravanas campers llevan un depósito de aguas limpias, cuya capacidad suele ser similar a la del depósito de aguas sucias que las recoge, por debajo, una vez usado. La capacidad de los depósitos varía según el modelo, pero en las campers suele oscilar entre los 75 y 90 litros.

Esta agua limpia es la que, con la bomba eléctrica encendida, corre por los grifos, ducha y WC, una vez accionados.

El llenado de aguas limpias se realiza por la parte posterior, en un lateral, del vehículo. La apertura de llenado lleva un tapo que se abre CON UNA LLAVE DISTINTA A LA PROPIA DEL VEHICULO (llave que sirve también para abrir el hueco del cajón WC).

Es muy importante asegurarse bien, antes de abrir el depósito, que lo que se tiene en la mano es una manguera de agua limpia; en ningún caso se debe llenar el depósito con otras sustancias, tales como combustible, lubricantes, etc. En caso de introducir, por error, un líquido distinto de agua limpia es de extremada importancia no encender la bomba eléctrica ni abrir ninguno de los grifos hasta el vaciado, limpiado y (posiblemente) sustitución del depósito completo. En caso contrario, los líquidos corrosivos entrarían en el sistema de agua y calefacción produciendo importantes daños al vehículo.

FURGOCASA proporciona con todas sus campers la manguera y conectores necesarios para que puedas llenar el depósito de aguas limpias de tu vehículo.

Depósito de aguas grises

Para recoger toda el agua que sale de los grifos y se filtra por los desagües, las campers tienen instalado en la parte inferior un deposito de aguas grises (residuales). Este deposito es de la misma capacidad que el deposito de aguas limpias y se puede verificar si esta cerca del llenado cuando, al excederse el 75% de su capacidad, se enciende el piloto parpadeante de aguas grises en el palen de control.

Para vaciarlo, las campervan llevan en uno de sus laterales una llave de apertura, bien de giro o bien de tiro, que abre el desagüe y permite la salida del agua.

Estas aguas son aguas residuales contaminantes y no pueden verterse en cualquier lugar. Al contrario, solo pueden verterse en las áreas de autocaravanas o camping con zonas de vaciado de aguas habilitadas. Hay por todo el territorio nacional (y europeo) y suelen estar identificadas con una señal:

Depósito de aguas negras: WC químico

Como es lógico, la camper no esta conectada a un alcantarillado que permita que, al tirar de la cadena, lo expulsado salga de la camper y se valla por una tubería hasta la planta de tratamiento más cercano (nos lo han preguntado! ?).

Muy al contrario, como sucede en el caso de las embarcaciones, debajo del WC, existe un maletín, deposito, que va recogiendo todo y que hay que vaciar y limpiar, según el uso que hagamos de él, más o menos regularmente.

Junto con lo vertido dentro, para mitigar el olor y la proliferación de “otras formas de vida”, se añade, después de cada vaciado y limpieza, una pastilla (o liquido) especial para este tipo de baños químicos.

El depósito de aguas negras se encuentra debajo del WC.

Para usarlo desde el interior es necesario abrirlo, lo cual se hace girando la palanca que esta en el propio WC, desde dentro del baño (al abrirlo se ve el fondo interior del maletín). Es MUY IMPORTANTE asegurarse de que el cajetín está abierto antes de utilizar el WC, pues, en caso contrario, se puede producir vertidos y filtraciones por fuera del maletín que pueden filtrarse y afectar seriamente a las maderas interiores del habitáculo.

Una vez usado, hay que volver a cerrarlo; para mitigar los olores, posibles desbordamientos y, más importante, porque para poder sacarlo para vaciar y limpiar debe estar cerrado (en caso contrario se puede romper el cierre).

Para vaciarlo y limpiarlo, es necesario abrir el portón exterior del cajón situado en el lateral del vehículo. Este cajón exterior tiene una compuerta que se abre con la llave de aguas. Esta llave es distinta a la llave del propio vehículo y sirve también para abrir el depósito de aguas limpias; antes referido.

Se extra el maletín y se vierte el contenido, girando a la posición más cómodo y abriendo el codo, en una zona especifica de vaciado de aguas negras. Al igual que con las aguas grises, el contenido de este deposito solo se puede verter en las áreas de autocaravanas o camping con zonas de vaciado de aguas habilitadas.

Problemas con los olores: ¿Cómo “solucionarlos”?

Como usuarios de camper que somos, sabemos que lo menos bueno de la experiencia pueden ser los olores que ocasionan las aguas grises y, sobre todo, el WC químico.

En el caso del depósito de aguas grises, debemos tener en cuenta que acumula todo lo que vertamos por los desagües. De manera que, si echamos por el desagüe de la cocina restos de comida, café, otras bebidas, o aprovechamos para hacer aguas menores cuando nos duchamos, todo eso junto en descomposición lo acabaremos, con mayor o menor intensidad, oliendo dentro del vehículo. Nuestra recomendación es ser consciente de esto e intentar verter en él principalmente agua, con los productos de limpieza que se hayan podido usar o jabones en la ducha y poco más.

Peor puede ser el olor del depósito químico del WC. Como es lógico, en función del mayor o menor uso que se haga de este depósito, el olor puede generarse más rápidamente o ser más intenso. En este caso recomendamos usarlo lo menos posible y aprovechar cualquier oportunidad que ofrezca el viaje para hacer uso del baño fuera de la camper. Esto no quiere decir que no se deba usar; al contrario, esta para usarse cuando no queda más remedio (de noche, cuando no encontramos otro baño, en una parda en viaje). Pero, cuanto menos, mejor.

En ambos casos, es conveniente también limpiar regularmente y a conciencia ambos depósitos.

En el caso del depósito de aguas grises, una vez vaciado, para limpiar, se puede añadir un poco de agua limpia con producto de limpieza y dejarlo para que en un viaje largo previsto se mueva y limpie y elimine el olor.

En el caso del WC, conviene, en cada vaciado, llenarlo hasta un cuarto con agua limpia y algún producto de limpieza, agitarlo bien, volver a vaciar y repetir el proceso cuanto sea necesario hasta que el agua salga totalmente limpia.

También es recomendable, por último, hacer uso de ambientadores y productos eliminadores de olor a fin de “mitigar” el problema.